Necesidad de injertos óseos

Los implantes dentales requieren una cantidad y calidad ósea adecuada para su correcta estabilidad y buen pronóstico en el largo plazo. La pérdida de piezas dentales tiene como consecuencia la reabsorción del hueso del sitio, lo que puede dificultar la planificación de instalación de los implantes, ya que deben presentar una cobertura y un soporte adecuado de tejido óseo. Es por ello, que se debe tener en cuenta, cirugías regenerativas previas o inmediatas a la cirugía de implantes. Estos procedimientos consisten en la fijación y estabilización del injerto óseo en el sitio receptor, tal como muestra la siguiente imagen:

Existen diversos tipos de sustitutos óseos, los cuales incluyen de tipo autógenos (injerto obtenido del propio paciente), aloinjertos (de origen humano), xenoinjertos (de origen bovino) o alopastos (sintéticos). Según el tipo de injerto seleccionado, el tiempo de espera de cicatrización de formación de tejido óseo varía de 4 a 8 meses si el procedimiento quirúrgico se realiza previamente a la instalación de los implantes, especialmente si corresponden a técnicas de elevación de seno maxilar.


El profesional debe evaluar y planificar el tratamiento con implantes dentales mediante la utilización de un scanner llamado ConeBeam (CBTC), donde se realizan las mediciones precisas de la disponibilidad de tejido óseo para una correcta instalación del implante.


Se debe comunicar oportunamente al paciente de esta opción quirúrgica según las necesidades del caso clínico, además de las indicaciones post-operatorias que deben considerarse. Estos procedimientos permiten una mejor estética, función y predictibilidad del implante a largo plazo.


Espero haber ayudado a las dudas!



 


Dr. Cristóbal Olid Rodríguez

Cirujano Dentista

Implantología BMF

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo